Enero es un mes complicado para la gran mayoría de nosotros, ya que significa el final de las comilonas de Navidad y el regreso a la normalidad y a la actividad habitual tras las vacaciones. Uno de los propósitos más habituales de año nuevo es poner se en forma, un excelente comienzo. Pero es tan fácil comenzar como perder la motivación y dejar el ejercicio si no se hacen las cosas con cabeza. En esta ocasión quiero darte algunos consejos para comenzar con buen pie a realizar ejercicio.

inicio2015

La vuelta a la normalidad tras las vacaciones la hacemos con el sano propósito de retomar los ejercicios y la misma rutina que dejamos cuando nos fuimos. Esto es una locura, ya que por norma general hemos estado más de diez días sin hacer ejercicio, y los músculos lo notan y no están en las mismas condiciones que cuando nos fuimos. Por ello es necesario que sigamos un proceso para acondicionar el cuerpo al ejercicio que vamos a ejecutar a lo largo de todo el año. Algunas de las recomendaciones para retomar la rutina de ejercicio o bien iniciarla, son:

  1. Vuelta pausada y relajada: Las primeras sesiones la idea consiste en poner el cuerpo a punto, y para ello debemos hacerlo poco a poco. Es necesario que la vuelta al ejercicio sea lenta y relajada para que los músculos se aclimaten poco a poco de nuevo a la rutina de entrenamiento. Así evitaremos las sobrecargas musculares que pueden derivar en tendinitis, contracturas o lesiones musculares.
  2. Cargas controladas: Debemos cuidar el peso al realizar nuevas rutinas. Las dos primeras semanas, por lo menos, debemos ser capaces de aclimatarnos al ejercicio y las rutinas con ejercicios controlados con cargas mínimas que simplemente nos sirvan para ponernos a punto.
  3. Partir de la base de la que veníamos: Comenzar a entrenar de nuevo con la rutina con la que nos fuimos es una buena alternativa. No es nada recomendable empezar con ejercicios nuevos que no conocemos, ya que al no estar al cien por cien podemos correr el riesgo de lesionarnos.
  4. Realizar circuitos: Otra alternativa para empezar es hacerlo mediante un circuito de ejercicios que toquen cada parte del cuerpo y cada grupo muscular en la misma sesión de entrenamiento.
  5. Estirar: Es muy importante, y no debemos olvidar mantener los músculos libres de tensiones, y para ello los estiramientos son importantes, sobre todo cuando hace tiempo que no entrenamos nuestro cuerpo y no lo sometemos a tensiones. Por ello es necesario que dediquemos el tiempo suficiente a realizarlos. Siempre debe ser así, pero estas semanas de vuelta al gimnasio debemos hacer especial hincapié en ello.
  6. Alimentación sana: Es importante acompañar la vuelta al ejercicio con una dieta saludable que nos ayude a recuperarnos y rebajar esos kilitos de más que dejan las Navidades.
  7. Mantener la motivación: Lo importante es no decaer, porque la vuelta será dura. Es clave saber cómo mantener la motivación para no perder el interés por el ejercicio.
  8. Seguimiento de los progresos: Si somos conscientes de lo que progresamos, lo cierto es que será más sencillo motivarnos, así que no está de más usar alguna app que nos ayude en este cometido.
  9. Divertirse mientras hacemos ejercicio: Otra cosa importante es recurrir al tipo de ejercicio que nos gusta y nos hace sentirnos bien. Será más fácil llevarlo a cabo.
  10. Buscar ayuda con un profesional: Sin duda, la ayuda de un profesional del entrenamiento personal servirá para que la vuelta al deporte sea…¡una manera de ser más feliz!