Una de las motivaciones más habituales para hacer ejercicio es perder peso. Para ello, no nos vale cualquier deporte ni cualquier manera de hacerlo, pues debemos hacer ejercicio de forma saludable. Es importante entrenar bien asesorados, siempre con la ayuda de un profesional, quien será el más adecuado para adaptar nuestra capacidad física a los ejercicios y viceversa. Para perder peso con ejercicio, es necesario practicar ejercicio aeróbico. El ejercicio aeróbico debe realizarse antes y después de los ejercicios de tonificación muscular.

La constancia es decisiva para cualquier entrenamiento, pero para lograr buenos resultados debemos entrenar al menos tres veces por semana, durante un tiempo aproximado de una hora.

foto_estiramiento

Pero, ¿cómo comenzar? Antes de comenzar el plan de entrenamiento es necesario correr o montar en bici durante 10 minutos. Tras esto puedes seguir una tabla de ejercicios, a ser posible creada por un profesional. Entre ejercicio y ejercicio es importante no descansar más de dos minutos.

Además, si quieres perder peso con ejercicio, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Hay que comer bien y beber dos litros de agua por día. Podremos hacer mucho ejercicio, pero si no cuidamos nuestra alimentación, de poco servirá.
  2. Crea una rutina de ejercicios de una hora de duración que puedas hacer varias veces por semana. Si no tienes tiempo hay que encontrarlo. No puedes perder peso sin hacer algunos cambios.
  3. Es importante comenzar con cinco minutos de movilidad articular. Estira los brazos, piernas y cuello. Esto te preparará para tu sesión de cardio.
  4. Haz ejercicio cardiovascular durante 30 minutos: te servirá una cinta de entrenamiento, salir a correr… Este tipo de ejercicio es importante para quemar calorías.
  5. Pasa 20 minutos haciendo ejercicios de fuerza. El entrenamiento de fuerza desarrollará tus músculos al mismo tiempo que tonificará las zonas en que estás perdiendo peso.
  6. Termina con otros cinco minutos de estiramientos. Es importante estirar los músculos al finalizar para que prevenir las posibles agujetas y calambres cuando sigas con el resto del día.

En definitiva, perder peso haciendo ejercicio es sencillo si lo enfocamos correctamente. Sin duda, contar con la ayuda de un profesional de la actividad física es la mejor recomendación. Muy pronto comenzarás a notar los beneficios.