No nos vamos a engañar: Es complicado encontrar la motivación para hacer ejercicio al aire libre cuando hace frío. Antes de rendirnos, es importante conocer las ventajas de entrenar al aire libre en invierno. Muchos deportistas creen que con el frío pueden aumentar las lesiones. Pero nada más lejos de la realidad. Sólo tienes que abrigarte bien con suficientes capas de ropa preferiblemente transpirable que mantengan el cuerpo a una temperatura saludable y funcione igual en cualquier ambiente. Hacer ejercicio al aire libre en esta época del año tiene unos beneficios que no se pueden lograr en ningún otro momento del año. Estos son algunos:

airelibre

  1. Quemas más: Como el cuerpo trabaja más para regular su temperatura interna frente los elementos, quemarás más en comparación con las que quemarías haciendo ejercicio en interiores.
  2. Bueno para el corazón: Un clima frío también hace que el corazón se esfuerce más por distribuir la sangre por el organismo. Si haces ejercicio de forma regular con resistencia cardiovascular puedes fortalecer el corazón incluso más con estas sesiones de frío, preparando mejor el cuerpo para el ejercicio duro en el futuro y para hacer frente al estrés al que se somete cada día.
  3. Más resistente al frío: Entrenar en frío te hace cada vez más resistente a estas temperaturas.
  4. No olvidarás calentar y estirar: El deporte en invierno te animará a ser más profesional en lo que a calentamiento y estiramiento se refiere, uno para mantener elevada la temperatura interna del cuerpo y otro para reducir la tensión innecesaria generada por el frío del aire.
  5. Obtienes una dosis extra de vitamina D. Aunque haga frío, la exposición al sol aporta los mismos nutrientes imprescindibles que en los meses más cálidos.
  6. Te sentirás más feliz y con energía: El deporte con frío también pone de buen humor gracias a la falta de humedad y al aspecto estimulante del frío.

Con estos motivos, no lo dudes, ¡sal ya a hacer deporte y entrenar en estas semanas de tanto frío…y sé feliz!