El ritmo de vida actual es frenético para la mayoría. Dormimos poco y muchas veces mal, el estrés forma parte de nuestras vidas por un motivo u otro y no podemos evitar ciertos compromisos sociales, laborales o de cualquier otro tipo que nos invitan a saltarnos la dieta.

 

Es complicado sacar tiempo para comer como es debido. No es una elección, sino más bien una obligación. Es lícito cometer algún exceso a la semana, pero es muy importante que consigamos comer de todo tipo de nutrientes para no tener carencias.

Para ello, existe una categoría de alimentos, los llamados superalimentos, que son ricos en determinados nutrientes que tienen la capacidad de mejorar nuestra salud e influir en nuestra calidad de vida. Aunque hay muchos más, te presentamos los más interesantes:

  1. Tomate: El tomate proporciona un gran número de antioxidantes que se han demostrado eficientes para combatir las diferentes formas del cáncer. Además de todo esto, es una rica fuente de vitaminas y minerales, y ejerce un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares. También mejora la salud de los ojos y previene la hipertensión y las infecciones del tracto urinario. Se puede tomar en gazpacho, en ensaladas, salsas o relleno de verduras.
  2. Remolacha: Es un alimento especialmente rico en vitamina C, con interesantes propiedades para la salud por su contenido en folatos, antioxidantes y fibra. Tiene mucho hierro, proporciona mucha energía y además tiene también potasio. Es perfecta para añadir a la ensalada y a platos como el risotto.
  3. Ajo negro: El ajo negro es el ajo común sometido a un proceso de fermentación natural o maduración que le confiere el color, la textura y sabor que le caracteriza. Tiene un alto nivel de proteínas, ayuda a mantener a raya los niveles de azúcar y tiene muchas más propiedades que el ajo blanco. También es antioxidante, tiene alto contenido en fósforo y azufre y ayuda a reducir el colesterol. Se puede utilizar en los mismos platos en los que se usa ajo blanco.
  4. Alga espirulina: La espirulina es un superalimento que ofrece proteínas más digeribles que las de la carne de vacuno y contiene una sorprendente variedad de elementos nutritivos: vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas, ácidos nucleicos (ADN y ARN), clorofila, y una amplia gama de fitoquímicos. Ayuda a reducir los niveles de colesterol, estimula la digestión, previene el cáncer y los tumores y sus aminoácidos activan las funciones cerebrales. La puedes tomar en batidos o purés o añadirla a alguna salsa como el pesto.
  5. Quinoa: Son semillas que tienen Omea-3 y 6, fibra, minerales y vitaminas E y B. La quinoa destaca el contenido de potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc entre los minerales, mientras que también ofrece vitaminas del complejo B en cantidades apreciables y vitamina E con función antioxidante.
  6. Stevia: Más antioxidante que el té verde. La stevia ayuda a disminuir los niveles de ácido úrico y te ayuda a tener mayor resistencia a los resfriados. Puedes utilizarla para elaborar dulces o para edulcorar el café, té o leche en vez de utilizar azúcar o sacarina.
  7. Acai: El Acai es una baya procedente del estado de Pará, Brasil. Son conocidas y utilizadas desde hace siglos por las tribus indígenas, aunque sólo recientemente sus propiedades están siendo descubiertas por el resto del mundo. Se considera por su naturaleza uno de los más completos de los alimentos saludables, porque entre otras cosas es rejuvenecedor, pero también es un alimento de gran ayuda en las dietas al ser un desintoxicante natural muy efectivo, ya que ayuda en la pérdida de peso mejorando la salud general del cuerpo, favoreciendo la digestión y la limpieza del colon.
  8. Chía: Proteínas, antioxidantes, omega-3 y fibra, las cualidades necesarias para incluirla ya en tu dieta. Es perfecta si quieres perder algo de peso porque ayuda a que te sacies antes y se puede echar encima del yogur o la fruta, además de hacer pan o añadirlo a la ensalada.
  9. Arándanos: Los arándanos tienen más vitamina C que la naranja. Es la responsable de fabricar el colágeno. Pero además, tiene propiedades antioxidantes para impedir que los radicales deterioren nuestra piel.
  10. Salmón: Es uno de los pescados más completos, muy rico en proteínas, omega-3 y minerales como el hierro, fósforo, calcio y selenio. Se puede comer en todo tipo de platos y resulta exquisito combinado con casi cualquier tipo de guarnición.