Cada cierto tiempo, los cazadores de tendencias nos sorprenden con una nueva tendencia en deporte. Y aunque en la mayoría de ocasiones son los mismos ejercicios enfocados de diferente manera, lo cierto es que, antes de lanzarnos debemos conocer en qué consiste y las ventajas e inconvenientes que presenta. En los últimos meses, uno de los deportes que se ha puesto de moda es el Crossfit. Pero, ¿en qué consiste exactamente y qué beneficios y peligros tiene para los que lo practican?

El CrossFit es un tipo de entrenamiento compuesto por ejercicios funcionales, con mucha variedad y realizados con muy alta intensidad. Incluye ejercicios de fuerza, acondicionamiento físico, resistencia, agilidad o cardiovascular. A pesar de que lo creemos una práctica novedosa, lo cierto es que se lleva entrenando de esta manera desde hace varias décadas en deportes como boxeo o atletismo.

Entre las ventajas del crossfit, destacan:

-Alta quema de grasas: la práctica del crossfit permite aumentar la quema de grasas por su alta intensidad durante el ejercicio, pero también después del mismo.

-Trabajo del sistema cardiorrespiratorio: Hacemos que funcione a su límite, aumentando la cantidad de oxígeno hacia nuestros músculos y órganos. De esta forma el corazón está más entrenado, bombea más sangre y esta circula con mayor velocidad.

-Más motivados: Al poder medir cada sesión y la efectividad de la misma y resultados, lo cierto es que estamos más motivados y predispuestos a superarnos. Además, contribuirá de forma significativa a tener mejor estado de ánimo.

-Más resistentes y menos cansados: La práctica regular de este tipo de ejercicio nos permitirá aumentar nuestra resistencia a la fatiga muscular. Como trabajamos el músculo muchas veces, conseguimos que nuestros músculos se acostumbren a trabajos de alta intensidad mantenidos en el tiempo.

Pero es importante destacar que no todos los deportes están concebido para todos los públicos y este es uno de ellos

-Mayor facilidad para tener lesiones. Algunos de los ejercicios que se proponen pueden llegar a ser altamente lesivos para nuestras articulaciones e incluso para los tendones.

-Entrenadores no especializados. Es fundamental realizar este tipo de ejercicios de alta intensidad guiados por un profesional que nos ayude a ponerlos en práctica de forma segura y con experiencia. Algunos ejercicios pueden ser muy perjudiciales para nuestro cuerpo si son practicados de forma incorrecta, por eso hay que tratar de ponerse en manos de un buen profesional.

-Sobreentrenamiento: Es otra de las causas de no seguir las pautas correctas. Si nos excedemos en las cargas de trabajo, o quien nos dirige no las tiene en cuenta, es fácil caer sobrepasado el límite de carga de cada ejercicio que nuestro organismo puede asimilar. Si empezamos a tener dolores de cabeza, o falta de apetito o insomnio, puede ser que estemos sobrecargando el cuerpo, por l que es necesario evitar lesiones.

-Desgaste: Al llevar el cuerpo al límite, al final del entrenamiento, que ya estaremos cansados, corremos peligro de más lesiones.

En definitiva, el crossfit es un tipo de ejercicio que hay que realizar de la mano de profesionales, con mucho cuidado de no tener lesiones y siempre hemos de ver si contamos con la condición física necesaria para poderlo ejecutar.