¡Piénsalo, esto es totalmente cierto!

Estudios han podido comprobar que aquellas personas que no mantienen un orden en sus cocinas, es decir, que no tiene las herramientas de cocina limpias tienden a picar entre horas snacks no muy saludables y realizar comidas altas en hidratos no complejos y grasas saturadas.

El hecho de encontrarnos en nuestras cocinas objetos como platos, vasos, cubiertos, aparatos o herramientas que hemos usado para llevar a cabo la ejecución de cierta preparación provoca en nosotros cierta dejadez a la hora de optar por una comida sana. Esto es debido a que no queremos utilizar los recipientes y u objetos usados anteriormente y tendemos a ingerir alimentos procesados que contiene multitud de sustancias y conservantes que afectan a nuestra salud por no nombrar la gran cantidad de grasas saturadas que les caracteriza.

En cuanto a este tema se han realizado diversos estudios al respecto. Uno de los estudios que se llevó a cabo consistió en 98 mujeres divididas en dos grupos que esperaban  en su cocina un surtido de alimentos saludables y no tan saludables en una cocina limpia (49 mujeres) y una cocina sucia ( 49 mujeres). Se pudo ver cómo las mujeres que tenían la cocina sucia comían más cantidad y eran dos veces más propensas a comer comida poco saludable.

Con ese estudio se puede concluir mostrando que un orden personal y del hogar también incita a disponer de una buena salud. No es necesario ser la persona más ordenada y limpia de mundo para ser la más saludable … ¡pero todo ayuda!