Es el objetivo de muchos de los que hacen deporte: Quemar la grasa que sobra. Puede ser debido a que queremos mejorar la imagen, a un tema de salud o bien por objetivos deportivos. En definitiva, debemos saber cómo maximizar la quema de grasa.

Lo más importante es tener claro que el entrenamiento, por sí solo, no nos va a hacer quemar más grasas. Es por ello que debemos combinar un entrenamiento adecuado con la dieta correspondiente.

quema_grasas

Empezaremos por lo último, la dieta. Hay que advertir que no solo la grasa que consumimos (animal, vegetal…), se deposita en el organismo, sino que un consumo excesivo de hidratos de carbono también provoca que el cuerpo almacene grasa, si no los usamos como fuente de energía.

Así, en nuestra dieta que nos va a ayudar a quemar grasas, es muy importante introducir una reducción de hidratos de carbono y de grasa, la clave para que nuestro cuerpo recurra a las ‘reservas’. En definitiva, buscamos ingerir menos grasas e hidratos de los que necesita el cuerpo diariamente para poder ejercitarse, de forma que vayamos perdiendo las reservas de grasa que tenemos.

Además de la dieta, existen pequeños trucos a tener en cuenta cuando entrenamos como son:

-Es importante realizar ejercicio durante más de 30 minutos, pues es a partir de ese momento cuando realmente estamos quemando grasas acumuladas.

-Mantener una intensidad moderada de ejercicio ayudará a quemar más grasas acumuladas, puesto que estas serán necesarias como combustible. Es más apostar por entrenamientos de alta intensidad son una garantía segura de que vamos a quemar más calorías porque variamos la intensidad y el cuerpo responde con la quema de grasa.

-El frío, o falta de aire, es decir, condiciones algo más extremas, ayudan a aumentar la quema de grasas. Claro que conseguir estos casos es más complicado.

Ojo, es importante controlar el entrenamiento y combinar actividades aeróbicas con entrenamiento de fuerza para poder potenciar el músculo mientras quemo grasas. Es importante recordar que si la ingesta es menor de lo esperado, y el cuerpo se ejercita mucho, tras atacar la grasas e hidratos, lo siguiente que buscará será músculo, por lo que debemos ingerir la cantidad de alimento correcto.