Uno de los mayores problemas que la gente tiene con el ejercicio es la motivación. Justo cuando piensas que estás listo para dejar de practicar solo el sillón.ball, un día te despiertas sin motivación y empieza a aburrirte tu rutina deportiva. ¡Esto no puede ser! ¡Es importante un estilo de vida saludable que nos ayude a vivir más y mejor!

Pero, claro, el ejercicio no es algo que muestre resultados inmediatos, por lo que, si nuestro objetivo es perder peso, mejorar la definición muscular, etcétera… muchas personas lo abandonan al no notar progresos en unas semanas.

Por eso, hoy quiero daros unos pocos consejos para que, cuando practiquéis ejercicio, consigáis mantener la motivación:

2014-10-27 19.44.21

  1. Busca un entrenador personal o un compañero. Resulta mucho más difícil inventar excusas para no hacer ejercicio si hay alguien esperándote. Además en el caso del entrenador personal, puede asesorarte en relación a tus dolencias con ejercicios saludables, o darte consejos relacionados con la nutrición.
  2. Practica un ejercicio que te guste y esté enfocado a conseguir los objetivos planteados. Nada, ir en bici, running, etc, son actividades que puedes realizar sólo o acompañado. Claro que haciendo pesas o ir a correr son actividades que rinden más si quieres perder peso pero el mejor ejercicio es el ejercicio que realizas con regularidad.
  3. Monitoriza tu progreso. Márcate en un calendario los días que has hecho ejercicio, y eso será muy motivador para seguir haciendo ejercicio. Además, apuntar pesos y distancias recorridas te ayuda recordar de tu progreso. Otros trucos son sacar fotos de tí mismo: si quieres bajar de peso, esto funciona. Es alentador ver como se reduce la grasa en tu cuerpo con las semanas.
  4. Lleva una dieta equilibrada y descansa. Es importante establecer hábitos vitales para el sueño y comer sano, así te sentirás más fresco a lo largo del día.
  5. Desarrolla una mentalidad y estilo de vida activa. Sube por las escaleras en lugar de coger ascensor, ves en bici al curro, andando a tus reuniones. Puedes darte algún capricho, pero sin abusar. Ser consciente y estar atento son habilidades de vida importantes y te animo a cultivarlo. Al final verás que actuarás de una manera más sana sin tener que presionarte a tí mismo demasiado.