Muchos de los que tenéis como objetivo bajar de peso, os habréis planteado cuál es la mejor forma de hacer, y a ser posible, la más rápida. A menudo, acuden a mí clientes pidiéndome perder un número de kilos determinado, sin tener en cuenta nada más. En estos casos, el cliente asegura estar dispuesto a hacer casi lo que haga falta para conseguirlo.

Sin embargo, la realidad es otra. Para adelgazar, hay que hacerlo ‘con fundamento’, es decir, asegurándonos cada paso, modificando los hábitos alimentarios y, sobre todo, haciéndolo de forma saludable, cuidando siempre el corazón y reduciendo diferentes factores de riesgo como por ejemplo colesterol alto, diabetes e hipertensión, entre otros.

Entonces, os preguntaréis: ¿Cuál es la mejor dieta? ¿Existe alguna dieta milagrosa para perder peso y no volverlo a recuperar? La respuesta es ambigua: sí y no. Y me explico: Sí, si somos capaces de mantener las recomendaciones que un experto en nutrición nos haga de por vida, y no, si no lo vamos a hacer. En definitiva, es necesario hacer cosas distintas si queremos obtener resultados distintos.

mejordieta

Pero como con la salud y la alimentación no se juega, os dejo a continuación una serie de recomendaciones si os estáis planteando bajar de peso:

  1. Las prisas son malas consejeras: Perder mucho peso en poco tiempo es sinónimo de recuperarlo igual de rápido. Las prisas solo hacen que hagamos estragos para perder peso y no consolidemos.
  2. Ante todo, acude a un especialista en nutrición. No es lo mismo querer perder 3 kilos que 20. Lo ideal es acudir a un nutricionista que pueda ayudarte a bajar de peso de forma saludable y con quien puedas evolucionar la dieta y readaptarla a cada momento.
  3. Rechaza cualquier dieta de no te permita comer todo tipo de alimentos. Las dietas solo de proteínas, o sin carbohidratos, etc no son saludables. A la larga, pueden dañar tu salud, así que lo mejor es conseguir comer todo tipo de alimentos y combinarlos de la forma adecuada y en la cantidad correcta.
  4. Añade el ejercicio como hábito diario. Lo digo y lo repito: hacer ejercicio te ayudará a quemar más calorías de las que ingieres y, por tanto, a bajar de peso.
  5. La mejor dieta para ti es la más personalizada posible. Es decir, adaptada a tu condición física (dolencias, intolerancias, alergias) y, por qué no, a tus gustos.
  6. Nuevos hábitos, buenos hábitos. Ten en cuenta que con nuevos hábitos de alimentación, si los mantienes, podrás bajar de peso y mejorar tu salud

Pero lo más importante cuando nos planteamos adelgazar es no poner en riesgo la salud. ¡Vida sana y feliz!