El concepto de comenzar un plan con fecha de caducidad para perder peso ha muerto. ..¡la tendencia apunta a comer saludable durante todos los días para crear hábitos alimentarios equilibrados!

A pesar de que perder kilos de forma rápida suena apetecible, en un régimen exprés lo que se pierde es agua y músculo. Así mismo, cuando se vuelve a ingerir alimentos de manera corriente se produce el típico efecto” yo-yo” y los kilos desaparecidos vuelven con más ganas. Por tanto, ¡ las dietas milagrosas o muy estrictas han perdido su reinado, destronadas por la reeducación de hábitos saludables!

 

Casi todos los expertos coinciden en que una de las dietas más completas y saludables  es la mediterránea. Rica en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, también incluye la ingesta de frutos secos, aceite de oliva, proteína procedente del pescado, carnes blancas y un poco de vino.  Para lograr bienestar a corto y largo plazo como nos exponen multitud de artículos, se debe ser disciplinado para tomar decisiones constantes que impulsan hacia la meta elegida: una vida larga, feliz y sana. Así, los hábitos se van transformando progresivamente hasta convertirse en una rutina, sin necesidad de esforzarse demasiado ya que se logra automatizar el trabajo diario.

¡Éste se transforma en un hábito de consciencia y responsabilidad, cuyas recompensas son continuas!