El press de banca se trata de un ejercicio completo que consiste en el levantamiento de una barra con una determinada carga en sus extremos.

Se trata de un ejercicio donde interviene las articulaciones del codo y del hombro. Así pues, el pectoral es el músculo agonista en este movimiento por excelencia, apoyado por el deltoides anterior y el tríceps.

La principal ventaja que nos aporta este movimiento reside en su intensidad y activación muscular. Ello quiere decir que, teniendo la posibilidad de modificar la carga del ejercicio, podremos cuantificar mejor qué pesaje es el idóneo según la condición física en la que nos encontremos.

Se trata de un ejercicio protagonista en las rutinas destinadas a la hipertrofia de pectoral y tríceps, sin embargo, y teniendo en cuenta todas sus limitaciones, el press banca  no deja de ser probablemente el mejor ejercicio para desarrollar fuerza en el tren superior y trabaja un buen número de músculos de diferente manera:

  • Pectoral mayor y deltoides anteriorpara empujar la barra desde el pecho, y los tríceps  para lograr la extensión de los codos durante el movimiento.
  • Pectoral menor y manguito rotador, crean estabilización, evitando de tal forma la rotación del húmero en el movimiento.
  • Los trapecios, romboides  y otros músculos menores de la espalda y cuello se ejercitan de manera isométrica para mantener estable la cabeza y la espalda.
  • El dorsal ancho, actúa ayudando a dirigir la barra.

Este ejercicio no es tan solo un ejercicio destinado a fortalecer el pectoral con fines estéticos, sino que supone un movimiento con el que se pueden entrenar adaptaciones relevantes como la fuerza máxima, explosiva o hipertrofia para adaptarlas a deportes o simplemente para dar estabilidad a las articulaciones que intervienen en el movimiento. Tales adaptaciones, como hemos dicho anteriormente, dependen del enfoque del entrenamiento en relación a la intensidad, el volumen, la densidad y sobre todo la velocidad de ejecución.