Como sabemos, la fuerza se trata de la capacidad para producir una tensión en el músculo al activarse (contracción), y de vencer u oponerse a una resistencia externa mediante la tensión de los músculos. El grado de fuerza o nivel de tensión producido en un músculo durante su contracción depende de múltiples factores dentro de los cuales se encuentra el tamaño de las fibras y por lo tanto, de los músculos en sí mismos.

¿Qué es la hipertrofia?

Este aumento de la masa muscular, y por ende, de la fuerza se conoce como hipertrofia muscular. Existen dos clases de hipertrofia muscular: la miofibrilar que conlleva el crecimiento muscular debido al aumento del número y volumen de las fibras musculares, y por otra parte la sarcoplásmica que se trata del aumento de la sustancia que rodea los músculos. Como resultado de un tipo de entrenamiento u otro la hipertrofia obtenida se diferencia sustancialmente ya que mediante la primera se crean músculos más finos y tonificados mientras que con la sarcoplásmica se originan músculos más voluminosos.

Factores que afectan a la hipertrofia

El proceso de hipertrofia depende de diferentes factores entre los cuales destacamos los siguientes:

El tipo de fibras musculares. Las fibras musculares blancas (rápidas) reaccionan mejor a la hipertrofia miofibrilar, mientras que las rojas (lentas) lo hacen a la sarcoplásmica.

 

 La capacidad de desarrollo de las fascias musculares (tejido conectivo) y otros tejidos no contráctiles del músculo: el engrosamiento de las fibras deben ir de la mano del aumento de ligamentos, tendones y cartílagos.

 

 La capilarización: aunque en la hipertrofia se produce un incremento de masa muscular, no así sucede con los capilares debido al levantamiento de cargas pesadas, por lo que debe complementarse con ejercicios de fuerza-resistencia.

 

 El número de sarcómeros en serie: un número elevado de estos, provoca un aumento en la velocidad de contracción.

 

 Género: aunque los valores de fuerza en hombres y mujeres puede ser similar tras llevar a cabo entrenamientos constantes, la circunferencia de los músculos en los hombre es sumamente mayor debido a los altos niveles de testosterona presentes.

El hecho de aumentar la masa muscular en un principio se buscaba con fines deportivos y de competición, ya que cuanta más masa muscular dispone un deportista más capacidad de desarrollo de la fuerza puede amplificar.

Sin embargo, en la actualidad se busca la hipertrofia con fines estéticos y de salud, ya que cuanta más masa muscular disponga un sujeto más calorías será capaz de quemar manteniendo de tal forma su porcentaje de masa muscular alto y masa grasa bajo.

A otras personas también les interesó:

Entrenamiento de alta intensidad a intervalos, HIIT

Claves para una buena ensalada

La importancia del trabajo del tren inferior