“Core” se trata de una palabra en inglés cuyo significado es “centro” o “núcleo”.

En esencia el core está formado por toda la musculatura de la zona media del organismo, concretamente hace referencia a la musculatura abdominal, los músculos de la espalda baja y cadera.

A partir de este grupo de músculos se obtiene la mayor parte de la fuerza del cuerpo y  se mantiene el equilibro y la estabilidad global ya que la mayoría de actividades dependen del buen funcionamiento de los mismos

Además, estos músculos aportan una mayor eficiencia en los movimientos, al hacer que estos sean más potentes y, por tanto, permitan alcanzar una mayor eficiencia y mayor rendimiento en las acciones. Cuanto más estabilidad tengan los músculos del core, más efectivos serán todos los movimientos.

Por otra parte, el conjunto de músculos que conforman el core al mantenerse fuertes y sanos ayudan a mantener una postura apropiada y a minimizar los efectos de los impactos disminuyendo de tal forma la posibilidad de pdecer dolores en la espalda media y baja.

Como hemos citado anteriormente, los músculos del core pueden dividirse en tres grupos:

 

  • Los abdominales,que ayudan a la respiración, protegen los órganos internos y dan apoyo postural.
  • Los músculos de la cadera,que sirven para mantenerla estable y permitir que desempeñe adecuadamente sus movimientos básicos
  • Los músculos de la espalda baja,que ayudan a mantener una postura adecuada

 

Para conseguir una musculatura del core firme y sana debes entrenarla como si de cualquier otro grupo muscular se tratara, ¡pues es el centro de tu organismo!