El ejercicio de fuerza muscular es un tipo de actividad cada vez más practicado entre la población debido a los múltiples beneficios que éste aporta en la salud. Dicho tipo de ejercicios son conocidos por necesitar material específico como mancuernas o  maquinaria que tan solo podemos encontrar en espacios como gimnasios o salas de musculación. Sin embargo, hoy en día se están dejando conocer las bandas elásticas. Este tipo de equipamiento destaca por ser muy barato y portable pues lo podemos transportar muy fácilmente (ocupa muy poco espacio y no pesa).

Por otro lado el segundo mayor beneficio de las bandas elásticas se relaciona con cuán efectivos resultan los ejercicios practicados con bandas. Son muy recomendables utilizarlas cuando se vuelve a entrenar tras una lesión, como parte de un programa de rehabilitación. Los ejercicios con bandas elásticas han sido utilizados para tonificar tus músculos o aumentar el volumen muscular (hipertrofiar) dependiendo del agarre que se hace de la misma permitiendo incrementar gradualmente la carga sobre los músculos mientras se recupera o gana fuerza.

A pesar de ello, hay algunas desventajas en la utilización de ejercicios con bandas elásticas que debes tener en mente. Primero que la resistencia se incrementa a medida en que avanzas en tus movimientos, o dicho de otra forma, el nivel de resistencia no es estable a lo largo de un ejercicio. A medida en que te acercas al final de un movimiento, encontrarás el punto en el cual la resistencia es mayor. También puede resultar un tanto difícil
estimar los niveles de resistencia producidos por las bandas elásticas. Esto significa que te resultará difícil graficar tu progreso de fortalecimiento. Para evitar este inconveniente podemos asociar los progresos a la consecución de más repeticiones con un mismo agarre o el mismo número de repeticiones efectuadas con un agarre más fuerte.
Se la misma forma, debes recordar que los ejercicios con bandas elásticas son particularmente vulnerables a alargar o rasgar las bandas si éstas no son de buena calidad, por lo que has de asegurarte primero de que este material se encuentre en buen estado y de que de que no tengan rajaduras visibles que puedan variar la carga. Para ello es conveniente hacer uso de bandas de calidad.

En resumen, son un tipo material que nos ayuda a comenzar o retomar el trabajo de fuerza de manera adecuada. A través de su uso podemos mejorar mucho nuestra capacidad de potencia y fuerza muscular y logramos variar las formas más habituales de congestionar nuestros músculos. ¡Dale una oportunidad a las bandas elásticas!