Los champiñones son el tipo de hongos más conocido no solo en España, sino también en la mayoría de países europeos cercanos a nuestra nación.

El tipo de seta al que hacemos referencia y el que es más fácil de encontrar en supermercados es el champiñón común también conocido con el nombre de “champiñón de París”, caracterizado por su pequeño tamaño y su parte superior redonda y ligeramente aplanada.

Los champiñones son un superalimento que podemos incluir en nuestra dieta como guarnición en un segundo o primer plato e incluso como ingrediente central de una comida haciendo de ésta una excelente opción para cuidar nuestro cuerpo y en definitiva nuestra salud.

Éstos hongos destacan por su alto contenido en proteínas y agua (contiene alrededor de un 90% de agua). Son una fuente natural de fibra lo que provoca un adecuado funcionamiento del sistema digestivo de quien lo ingiere (10% de fibra en su esencia). Además, los champiñones despuntan por su bajo contenido en grasas, en hidratos de carbono y por o consiguiente en calorías (energía aportada).Ofrecen un gran cantidad de varios minerales como son el potasio, el hierro, el calcio, el sodio y el magnesio entre muchos otros; además de minerales como vitaminas del complejo B y E.

A su vez, como buenos alimentos naturales, los champiñones contienen propiedades anticancerígenas pues su consumo puede prevenir la formación de varios tipos de cánceres como el de próstata o el de mama inhibiendo de igual forma el crecimiento de tumores ya existentes.

Debido a los numerosos beneficios que provoca en la salud de quien lo consume, a continuación te presentamos unos sencillos pasos a seguir para crear tu crema casera de champiñones en muy poco tiempo. Esta receta te permitirá incluir en tu dieta diaria este súper alimento si no dispones de mucho tiempo para poder prepáratelo salteado a la plancha como acompañante de un plato con más ingredientes. ¡Que la falta de tiempo no sea una excusa para no cuidarnos!

RECETA
Ingredientes:

  1. Aceite de oliva
  2. 1 cebolla blanca entera
  3. 3 dientes de ajo
  4. ½ litro de agua
  5. Una pizca de sal y pimienta
  6. Orégano al gusto
  7. Y… ¡champiñones!

 

Pasos a seguir:

  1. En una olla, con aceite de oliva a fuego bajo,cocinar la cebolla y el ajo previamente cortados en cuadritos medianos hasta que esté pochado.
  2. Añadir los champiñones cortados en rodajas,salpimentar y cocinar hasta que estén dorados.
  3. Para que la crema quede en su punto, el truco esta enañadir el agua 1/2 centímetro arriba de los champiñones. También agrega una pizca de orégano y tapa para dejar cocinar a fuego lento durante 15 minutos.
  4. Una vez cocinado a fuego lento la mezcla, llevaremos a la licuadora o batidora toda la mezcla hasta obtener unamezcla completamente homogénea.
  5. ¡A disfrutar de una comida o cena muy ligera!