Estos aparatos se tratan de unas herramientas muy útiles que cada vez con más frecuencia son usados cuando entrenamos.

¡Aquí te dejamos algunas de las razones por las que es conveniente entrenar con pulsómetro!

Por una parte, estos nos permiten controlar la intensidad de entrenamiento y saber si estamos trabajando de manera cómoda y por lo tanto podemos aumentar la intensidad del mismo o por el contrario, es demasiado intenso para nuestro organismo y necesitamos bajar el ritmo de ejecución para lograr un entrenamiento seguro y sostenible en el tiempo.

Además, nos permite conocer las calorías que hemos sido capaces de quemar durante nuestro entrenamiento con mayor precisión que las típicas máquinas cardiovasculares del gimnasio,  ya que esta herramienta tiene en cuenta la intensidad de entrenamiento, así como tus características morfológicas y personales (sexo, altura, edad, peso…)

Al mostrarnos todos estos datos, ¡puede llegar a ofrecernos motivación extra! Al darnos cuenta de que cada día contamos con una  tolerancia más elevada al esfuerzo.

Los pulsómetros nos ofrecen información al instante de manera que puede ser una herramienta para regular el esfuerzo en tiempo real de práctica física.

Nos permite cumplir y lograr los objetivos planteados al ayudarnos a entrenar a la intensidad correcta según nuestros propósitos, pues podemos saber si estamos esforzándonos lo suficiente para entrar en diferentes zonas  y así utilizar en función de estas un combustible u otro.

Somos capaces de individualizar el entrenamiento  ya que no todos tenemos el mismo ritmo para alcanzar unos resultados determinados.
En definitiva, el pulsómetro se trata de una herramienta de gran ayuda que podemos utilizar en el momento de entrenar, porque nos ofrece la posibilidad de lograr un esfuerzo efectivo sobre todo en actividades donde predomina la vía aeróbica, acorde a nuestros objetivos y a nuestras posibilidades y por lo tanto, también nos permite alcanzar un entrenamiento más seguro, sin riesgos. Nosotros lo utilizamos siempre ¿y tú? ¡Atrévete a controlar tus zonas de entrenamiento y objetivos con más exactitud!