Los carbohidratos parecen el ogro de cualquier plan de alimentación o dieta, ya sea para adelgazar o incluso mantener el peso. En muchas ocasiones, incluso se eliminan absolutamente de la dieta. Y esto es un error, porque son los que nos dan la energía para funcionar.

Por eso, aunque nos hayamos planteado adelgazar, no podemos prescindir de los carbohidratos. Lo que podemos hacer es optar por los carbohidratos complejos, que son aquellos como el pan integral, avena, muesli y arroz integral. Estos se descomponen en glucosa de forma más lenta y por lo tanto, nos proporcionan la energía necesaria y durante todo el día.

A continuación, os doy 5 motivos por los que es mejor consumir carbohidratos integrales:

  1. Nos aportan fibra, especialmente insoluble, que ayuda a reducir los niveles de colesterol, y a mejorar la función intestinal, lo que ayuda a prevenir el estreñimiento.
  2. Son más saciantes que los cereales procesados, por lo que son perfectos para una dieta de adelgazamiento. Al contener más proteínas, y más fibras, hacen el proceso digestivo más lento.
  3. Son una fuente de energía de bajo índice glucémico y de calidad, al aportar pocas calorías y nutrientes necesarios para el organismo.
  4. Incluyen vitamina B, lo que ayuda al sistema nervioso y neurológico, protegiendo el cerebro.
  5. Contienen minerales buenos para los músculos como magnesio, potasio, calcio, fósforo….
  6. Los carbohidratos complejos naturales carecen a menudo de aditivos y conservantes a diferencia de muchas fuentes de hidratos de carbono simples procesados.

Para desayunar, almorzar o comer, es muy importante ingerir carbohidratos. Si estamos intentando adelgazar, lo único es que será mejor controlar las cantidades y concentrar su consumo en la primera mitad del día, pues es cuando tenemos mayor actividad y gasto calórico.

En el desayuno, podemos optar por cereales integrales, para continuar en la comida con un poco de pasta o arroz integral. Además, es conveniente consumir los carbohidratos combinados con verduras, carne o pescado. Nos saciarán más.

Frente a estos carbohidratos más saludables, tenemos los carbohidratos refinados, que se encuentran en muchos alimentos procesados, no suelen tener los nutrientes naturales más importantes y su aporte calórico es mayor.

Algunos alimentos recomendados serían: pasta integral o vegetal, patata, arroz integral, yuca, batata, quinoa, muesli, avena, cous cous…