¡Acabemos ya con la falsa idea de que no comer adelgaza! Es importante saber que debemos comer para perder peso y qué mejor forma que comer varias veces al día para no llegar a determinadas comidas (normalmente la hora de la comida y la cena) con demasiada hambre pues nos provocará ingerir alimentos que no necesitamos realmente y subiremos de peso.

En el supuesto caso de que solamente realizáramos 3 comidas al día (desayuno, comida y cena) estaríamos dejando pasar mucho tiempo entre comida y comida por lo que nuestro cuerpo necesitaría más alimento lo que, junto a nuestra ansiedad, nos llevaría a comer compulsivamente.

Pero no solamente pasar hambre entre horas no es bueno, y es que esta misma situación provocará que nuestro cuerpo acumule más cantidad de grasa, ya que el hambre es síntoma de falta de alimento para continuar con nuestra actividad. Para evitar que esta falta vuelva a tener lugar, el cuerpo guardará reservas, y es que nuestro metabolismo se adapta a nuestros hábitos. Si el organismo no recibe el combustible que necesita de los alimentos lo cogerá de las reservas, y por ello cuando comamos guardará para futuros periodos de necesidad, almacenando el alimento en grasa. Además, si estamos cargados de energía nuestro rendimiento a lo largo del día será mayor, tendremos fuerza necesaria para realizar cualquier actividad física durante el día… ¡y nos sentiremos mucho más felices y satisfechos con nosotros mismos!