¿Estás a punto de comenzar la operación bikini? ¿Quieres hacer dieta y no sabes por dónde empezar? Aunque mi consejo es que acudas siempre a un especialista y lo hagas todo de forma pautada, lo cierto es que una buena forma de intentar perder peso es comenzar por eliminar de la dieta aquellos alimentos que sabemos que no ayudan a perder peso.

comidaqueengorda

En muchas ocasiones, los consumimos pensando que es lo mejor, y sin embargo, nada más lejos de la realidad. ¿Podemos comer todo tipo de fruta y verdura? Y, ¿carne o pescado? ¿Si como pan integral, puedo comer la cantidad que quiera?

Para facilitártelo un poco, a continuación os dejo un listado de aquellos alimentos que no deben estar presentes en nuestra dieta si el objetivo es perder peso:

  1. Azúcar, en la forma que sea: Bollería industrial, galletas, chocolate, bebidas gaseosas, zumos envasados, helados, miel y mermeladas….Este tipo de alimentos nos aportan lo que se llaman calorías vacías, es decir, que engordan sin alimentar. Y, además, enseguida tenemos apetito tras consumirlas.
  2. Grasas: hay que prácticamente eliminar su consumo, sobre todo aquella que proviene de alimentos como quesos, embutidos, patés, mantequillas…
  3. Aceites: Los aceites, las mantequillas y las mantecas están completamente prohibidas. Sólo se pueden usar para cocinar pero si se controla mucho la cantidad. Y es recomendable consumir aceite de oliva frente al resto porque es más sano.
  4. Alcohol: El alcohol es una fuente de calorías vacías, es decir calorías que engordan gratuitamente sin aportar nada al organismo. Además, suelen contener azúcares, pues lo tomamos combinado con refrescos o zumos.
  5. Fritos: El abuso del aceite y de rebozados no ayuda a bajar de peso.
  6. Zumos envasados: Aunque ya lo hemos comentado anteriormente, lo cierto es que los zumos envasados tienen un alto contenido de azúcar. Estos productos se consumen rápido y por su cantidad de calorías pueden provocar aumento de peso.
  7. Aperitivos y chocolatinas: es evidente que ni patatas fritas, ni aperitivos varios son recomendados por su escaso o nulo aporte de energía al cuerpo y la gran cantidad de calorías que aportan. Además, muchos de ellos contienen sustancias adictivas.
  8. Algunas frutas: Es importante evitar el plátano y la uva. Tienen un mayor aporte de azúcar y son azúcares de fácil absorción.
  9. Ciertos tipos de carne: Aquellas más grasas como cerdo, cordero o cocinas con aceite, están fuera de nuestro alcance.
  10. Lácteos enteros: la grasa extra de la leche no nos hace falta. Mejor optar por productos lácteos desnatados.

Si realmente desterramos todos estos productos de nuestra dieta, el camino hacia la pérdida de peso está cada vez más cerca. Y no podemos olvidar que junto a esto, es necesario hacer ejercicio para aumentar las calorías consumidas.

¡A tope y a por ese cuerpo saludable!