Quejarse no quema calorías

Seguramente habrás oído hablar, en más de una ocasión, de la liberación miofascial y que no puedes realizar el deporte que te gusta por culpa de esta lesión.

 Pero qué es la liberación miofascial

El cuerpo humano está recubierto de un tejido llamado fascia. La liberación miofascial es una terapia que ayuda a mantenerla en un estado óptimo, para prevenir el dolor y problemas de movilidad.

Cada vez que entrenamos o practicamos nuestro deporte favorito, obligamos a nuestro cuerpo y lo sometemos a una serie de tensiones, dolores, agarrotamiento, etc., etc. Siempre hemos oído decir que nos tomemos las cosas con más calma, que no nos va a llevar a ninguna parte ese esfuerzo diario.

Pero nosotros no queremos parar, queremos poder seguir entrenando, disfrutando de nuestras sesiones de entrenamiento y es por ese motivo por el que debemos hacer que nuestro cuerpo a estar a punto para la siguiente sesión, y eso es precisamente la liberación miofascial.

Una persona especializada en masajes, fisios, quiros, etc., podrán eliminarnos todos los bloqueos y tensiones que tenemos por todo el cuerpo.

liberacion miofascial rodilloPara la realización de estos ejercicios hay dos posibilidades: la activa y la pasiva.

  • La liberación miofascial activa requiere que el paciente resista al máximo los ejercicios que realiza el terapueta.
  • En la liberación miofascial pasiva al paciente se le realizan ejercicios para la relajación total de sus músculos.

Objetivo de la técnica de liberación miofascial

El objetivo principal es la liberación de los músculos que están contraídos y eliminar el dolor que producen cuando están en este estado.

Una sesión con los especialistas y unos estiramientos, que debemos realizar después de cada sesión de entrenamiento, nos ayudarán a conseguir la liberación miofascial y poder seguir practicando el deporte que nos gusta con menos dolor.

Causas del dolor miofascial

Este tipo de dolor puede ser provocado por dos fuentes:

1. El dolor se puede generar a partir del tejido miofascial donde tenemos la zona dañada,dañado, a veces en un “punto de activación” donde se ha producido una contracción de las fibras musculares

2. Los mismos músculos esqueléticos o los tejidos conectivos que fuerzan la fascia.

Recomendaciones

Hidratación, un buen calentamiento antes de empezar con la realización de los ejercicios o la práctica del deporte,  una vez finalizado un suave estiramiento de los músculos y una sesión de fisio o masaje una vez al mes.

Con estas recomendaciones podrás seguir practicando el deporte favorito que tanto nos gusta.

Nos vemos en el siguiente post.

¿BUSCAS ASESORAMIENTO DEPORTIVO O NUTRICIONAL? CONTACTA CON PENALBA PARA SOLUCIONAR TODAS TUS NECESIDADES.

Solicita más info

A otras personas también les interesó:

El trabajo de un preparador físico

Comer bien también implica salud dental

Beneficios y contraindicaciones del huevo

#atope