La llegada del verano no significa, necesariamente, que debamos abandonar el cuerpo y no ejercitarlo. Más bien al contrario, en verano podemos ‘lucir cuerpo’ si hemos practicado deporte y modelado el mismo en invierno, o bien podemos aprovechar esta semana para iniciarnos.

ejerciciosverano

La receta buena alimentación y ejercicio saludable es, si cabe, más importante en verano. Para ello, os recomiendo una serie de ejercicios imprescindibles:

  1. Correr: Debemos comenzar siempre calentando. Así, son varios los ejercicios posibles. La carrera para calentar es una buena opción, pero 10 minutos es un buen tiempo.
  2. Saltar a la comba: Ya hemos recomendado este ejercicio en otras ocasiones, por lo que ya conocéis sus beneficios: es una buena forma de calentar y el tiempo a dedicarle dependerá de cada persona. Podemos saltar de diversas formas para que sea más divertido.
  3. Sentadillas: Permite definir glúteos. Cuento más abiertas ponga las piernas, mejor. Es importante mantener la espalda recta y bajar lo máximo cada vez.
  4. Zancadas: Consiste en avanzar una pierna mientras la otra queda detrás. Así, sería como si hiciéramos una especie de sentadilla con una sola pierna. Nos permite mejorar el equilibrio y además, ejercitar el músculo.
  5. Burpees: Requieren de un mayor esfuerzo. Combinan varios ejercicios en uno: estando de pie nos agachamos como si fuéramos a hacer una sentadilla, y de ahí pasamos a una flexión estirando las piernas y volvemos a recogerlas para acabar dando un salto. Parece sencillo pero requiere un importante esfuerzo.
  6. Abdominales clásicos: Antes o después, todos hemos hecho abdominales. Consiste en tumbarnos boca arriba en el suelo y apoyar el tren inferior levantando el cuerpo hasta la cintura para ejercitar los abdominales.
  7. Oblicuos: Desde la postura de los abdominales, intentamos tocarnos con el codo derecho la rodilla izquierda y viceversa (con el codo izquierdo la rodilla derecha). Todo ello, sujetándonos las manos detrás del cuello.
  8. Plancha: Consiste en aguantar estirada boca abajo, apoyando antebrazos y recta. 30 segundos son un tiempo más que suficiente.
  9. Flexiones: Pueden hacerse con las rodillas apoyadas al principio o más adelante sin apoyarlas. Con las manos apoyadas al ancho de los hombros, debemos flexionar los brazos. Lo más importante de este ejercicio es apoyar bien las manos y flexionar bien los brazos con la espalda recta.
  10. Estiramientos: No por ser lo último es menos importante. Después de finalizar el entrenamiento, es imprescindible estirar todos los músculos que se han trabajado, de forma que evitemos la posibilidad de tener agujetas, y de lesiones.

Con estos ejercicios y una dieta saludable, lucirás cuerpo mucho antes de lo que crees.