Muchas veces hemos oído que para adelgazar es preciso desterrar de nuestra dieta alimentos prohibidos que son los ‘culpables’ de que aumentemos de peso. Nada más lejos de la realidad: una dieta sana enfocada a la pérdida de peso pasa por comer de todo, cinco veces al día, sin privarte de lo que te gusta pero tomándolo con moderación.

Y es que con las ganas de perder peso, nos imponemos dietas muy estrictas, eliminamos alimentos, nos saltamos alguna comida… Pero para que un plan dietético funcione hay que comer bien. Todo ayuda si se toma con moderación. Entonces, ¿cuál es el secreto? Adaptar tus gustos a tu dieta y seguir estos trucos para poder comer de todo, pero en su justa medida.

comida

Ten presente los siguientes consejos y verás cómo logras adelgazar y comer de todo:

  1. Haz como mínimo 5 comidas al día: Haz 3 comidas principales (desayuno, comida y cena) y dos tentempiés. Varias investigaciones han demostrado que hacer cinco comidas al día reduce el sobrepeso. La merienda es muy importante y es la que solemos saltarnos más a menudo.
  2. Un bocadillo para merendar. Sí, has leído bien, es posible. Prepárate a media tarde o a media mañana un minibocadillo integral con fiambre (pechuga de pavo, jamón serrano, etc).
  3. Puedes comer pasta, pero mejor ligera o integral. Puedes elegir una sin apenas calorías con tomate natural o seco y albahaca fresca. Y añade solo una cucharada de queso rallado.
  4. Puedes comer chocolate. Resérvate para una onza de chocolate (no más de 20 g al día). Eso sí, tiene que ser negro, con un mínimo de 70% de cacao porque contiene menos azúcares. Tómatelo por la mañana porque el metabolismo está más activo..
  5. Cena: primero y segundo. Haz una cena ligera pero completa, con un primero (caldo, puré o verduras) y un segundo, una tortilla francesa o pescado, por ejemplo.
  6. Legumbres, que no falten. Contienen hidratos de carbono de índice glucémico medio o bajo que permiten controlar el peso, ya que no sufrirás repentinos ataques de hambre. Lo ideal es tomarlas al menos dos veces por semana: puedes prepararlas en ensaladas, salteadas o en deliciosos purés.
  7. Puedes cenar una pizza casera. Hazla tú mismo con más verduras que embutidos o carne. Añade solo la mitad de queso y elígelo descremado, para disfrutar de una pizza con menos calorías.
  8. No digas SIN AZÚCAR. No te prohíbas el azúcar. Tomar 2 cucharaditas al día se considera adecuado en una alimentación sana.
  9. Desmitifiquemos que las aceitunas engordan. Una ración de 40 gramos sin hueso supone solo 67 calorías y una cantidad considerable de calcio, vitamina E, antioxidantes, fibra y grasas tan buenas como las del aceite que se extrae de ellas. Las verdes son más ligeras.
  10. Frutos secos, sí. Si te apetece algo entre horas, una buena idea es un puñadito de cacahuetes, eso sí, en crudo y sin sal. Poseen gran cantidad de vitamina E que combate el estrés oxidativo.
  11. Apúntate al té. Añade infusiones de té a tu rutina dietética. Algunos de sus compuestos hacen que el cuerpo fabrique más cantidad de noradrenalina, una hormona que activa el metabolismo, aumenta la temperatura corporal y acelera la combustión de las grasas.

Además, toma al menos cinco vasos de agua al día. Es la forma más eficaz de depurar el cuerpo y mantenerlo perfectamente hidratado. Por último apuesta por las infusiones, algunas depuran y adelgazan como el diente de león, que tiene un poderoso efecto diurético y ayuda a eliminar toxinas.

Pero si además añades un ingrediente especial, el ejercicio, seguro que la pérdida de peso empieza a notarse…Con todos estos consejos, adelgazarás…¡y serás feliz!