Publicado en

VIDA LABORAL Y DEPORTE…¿COMPATIBLES?

Existe hoy en día un pensamiento generalizado sobre el trabajo de aquellas personas que practican regularmente un trabajo: o trabajan poco o tienen cargos de poca importancia.

¿Cómo hemos llegado a esto?

No vamos a hacer un estudio exhaustivo sobre los desencadenantes de esta situación, pero sí a poner en valor, promover y motivar la importancia de practicar deporte de manera regular y rutinaria como fuente de beneficios para nuestra vida personal, y por supuesto, profesional.

Cuando el deporte forma parte de nuestra rutina, empezamos poco a poco a sentir cambios en nuestro cuerpo, tanto exterior como interiormente:

  • desaparecen esos michelines que tanto tiempo llevaban con nosotros,
  • nuestra figura se moldea progresivamente,
  • nos sentimos más activos y ágiles,
  • estamos de mejor humor,
  • tenemos más autoestima porque nos gustamos más…

Todos estos beneficios, nos los llevamos al trabajo, ¿y en qué se traducen?

  • mejoramos el clima laboral,
  • disminuimos el sedentarismo, el cual es además, una de las 10 causas de mortalidad y discapacidad en el mundo según la OMS,
  • tenemos menos riesgo de coger una baja por depresión o enfermedad,
  • nuestra agilidad mental aumenta,
  • hacemos tareas con más ritmo y rapidez…

 

Un estudio de la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona) y otro del CSD (Centro Superior de Deportes) han demostrado que la capacidad de los empleados de desarrollar sus tareas es mucho mayor cuando practican deporte regularmente porque llegan más animados y descansados a la par. Porque sus habilidades físicas, mentales y afectivas mejoran y lo siguen haciendo en el tiempo. Porque han liberado tensiones y estrés. Por muchas más razones.

Por lo tanto, que las empresas motiven a sus trabajadores a llevar una vida saludable, cuidando su cuerpo con el ejercicio físico y una buena alimentación es claramente una relación ganar-ganar.

 

Empleado: “CUIDA DE TU CUERPO, ES EL ÚNICO LUGAR QUE TIENES PARA VIVIR

Empresa: “LA FELICIDAD DEL EMPLEADO, ANTICIPA EL ÉXITO DEL NEGOCIO. Y EL TRABAJO MÁS PRODUCTIVO ES EL QUE SALE DE LAS MANOS DE UN HOMBRE CONTENTO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *