A nadie escapa que practicar ejercicio puede aumentar la esperanza de vida y mejorar nuestra salud en general. El ejercicio ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, y muchos otros problemas. Además el ejercicio para mejorar la salud aumenta la fuerza, da más energía y puede ayudar a reducir la ansiedad y tensión. ¡Y mejora nuestro estado de ánimo, lo que también es salud! Nosotros ya pusimos nuestros granito de arena el otro día en el primer entrenamiento preparatorio para la Carrera de la Mujer.

Además, el ejercicio es una buena manera de reducir el apetito y quemar calorías.

foto1

Todos los expertos coinciden: el aumento en actividad físico puede beneficiar a casi todos. Pero, ¿cómo empezar a practicar ejercicio para mejorar la salud? Aquí os dejo unos consejos para empezar con buen pie

  1. Lo primero, un chequeo médico: El primer consejo es acudir al médico para que determine nuestra condición física y saber que quiere no tiene problemas con su corazón, presión alta o artritis, o si se siente mareado a menudo o tiene dolor de pecho.
  2. Al principio, moderación: Una vez el médico nos da el visto bueno, lo mejor es comenzar con un programa de ejercicios moderado. El ejercicio que aumenta los latidos de su corazón y mueve grupos de músculos grandes (los músculos de las piernas o brazos) son los mejores.
  3. Un deporte que nos guste: Para que no decaigamos y nos cansemos a la primera de cambio, otro consejo importante es escoger una actividad que nos guste, y con la que podamos empezar lentamente y aumentar gradualmente hasta que estemos adaptados. Caminar es muy popular y no requiere ningún equipo en especial. Otros buenos ejercicios que puede hacer son la natación, ciclismo, correr y bailar. Subir a pie por las escaleras o andar en vez de son buenas maneras de aumentar el nivel de actividad en su vida.
  4. Aumentar gradualmente la duración: La duración es una de las claves. Empezar haciendo ejercicios 3 o más veces cada semana unos 20 minutos al día, y seguir haciendo ejercicios hasta un mínimo de 30 minutos, de 4 a 6 veces por semana. Hacer ejercicio en compañía de un entrenador personal o con alguien más motiva a ayuda a no decaer.
  5. Al principio y al final, calentamiento: Empezar y terminar la sesión de ejercicios con ejercicios de calentamiento y estiramiento. Durante este tiempo (5 a 10 minutos), hay que estirar los músculos y poco a poco aumentar la cantidad de actividad.

Por último, y puesto que somos novatos en esto del ejercicio continuado, la manera más segura de evitar lesionarse es evitar hacer mucho ejercicio al principio. La mayoría de ejercicios son útiles para su corazón y otros músculos. El ejercicio para mejorar tu salud ayuda además, a llevar una vida activa.