La mantequilla o crema de cacahuete tiene un alto contenido en calorías. Este superalimento nos proporciona gran cantidad de nutrientes entre los que destacan las proteínas, las grasas saludables monoinsaturadas, la vitamina B3, el triptófano y el manganeso.

Adentrándonos en sus propiedades, en lo que se refiere a la grasa monoinsaturada de la crema de cacahuete, está relacionada con una disminución del riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas. Además, los cacahuetes contienen fibra y una dieta alta en fibra reduce el colesterol malo (LDL). La crema de cacahuete, también contiene vitamina E, que es un poderoso antioxidante asociado con los niveles más bajos de las enfermedades cardíacas. Además, la mantequilla de cacahuetes es una gran fuente de hierro ayudándonos a mantener una buena circulación.

La crema de cacahuete, al ser un alimento rico en fósforo, ayuda a mantener nuestros huesos y dientes sanos así como una piel equilibrada ya que ayuda a mantener su PH natural. Por su alto contenido en fósforo este alimento ayuda a tener una mayor resistencia física. Este mineral, contribuye también a mejorar las funciones biológicas del cerebro. Así pues, la vitamina B7 abundante en la crema de cacahuete es buena para mejorar la salud del cabello, las uñas y la piel.

La proteína y la fibra de la crema de cacahuete son beneficiosas para el control del azúcar en la sangre (¡muy beneficioso para personas diabéticas!) Por último, esta mantequilla reduce el riesgo de cáncer de colon, ya que mantiene en movimiento los residuos a través de los intestinos de forma eficiente y los antioxidantes que aporta al organismo ayudan a reducir el riesgo de padecer otros tipos de cáncer.

Como podemos comprobar, dada su alta cantidad de proteínas, la crema de cacahuete es un alimento recomendado especialmente para el desarrollo muscular. Los alimentos ricos en proteínas como este alimento, están recomendados durante la infancia, la adolescencia y el embarazo. ¡Pero con cuidado! Se trata de un alimento muy calórico y no debemos de abusar de su consumo (por cada 100g se obtienen 609kcal). Es muy beneficioso para incluirlo con moderación en nuestra dieta y combinar su ingesta con diversas sesiones de actividad física a la semana. Así que ya sabes, si quieres perder peso no te pases con ella…¡cuidate!