Publicado en

Si eres mujer… ¡DEBES SABER ESTO!

¡Marta al aparato! Existen muchos mitos o malas costumbres en el mundo del entrenamiento, especialmente en el enfocado al sector femenino. Es hora de dejar claras algunas cosas y empezar a entrenar A TOPE!

    1. Entrenamiento basado en los ejercicios aeróbicos. El entrenamiento aeróbico es importante pero no debe ser el único que hagamos las mujeres. El exceso de ejercicio cardiovascular dificulta la ganancia de masa muscular e incluso puede afectar al ciclo menstrual. Dos o tres sesiones semanales de entrenamiento aeróbico como tal pueden llegar a ser suficientes para obtener beneficios de estos ejercicios y evitar su peligro.
    2. El miedo a levantar mucho peso en los entrenamientos. Muchas mujeres tienen pánico a incluir altas cargas en sus ejercicios porque creen que su cuerpo se volverá masculino y esto es un gran error… ¡El músculo resalta las curvas y mejora tu salud! Además, entrenar fuerza ayuda a perder grasa y quemar más calorías simplemente por tener más masa muscular que mantener.
    3. El miedo al trabajo del tren superior. Las pocas chicas que levantan peso en los entrenamientos suelen hacerlo en sentadilla, peso muerto, hip trust, prensa… es decir, ejercicios de tren inferior. Es muy importante fortalecer piernas y glúteos pero también los brazos, el pecho y la espalda. La mayoría de mujeres se excusan afirmando que es su zona conflictiva o que simplemente buscan “tonificar” (concepto que no existe puesto que ese aspecto de “definición” se consigue ganando masa muscular y perdiendo grasa) hecho que se consigue entrenando fuerza enfocada en todas partes del cuerpo.
    4. Baja intensidad del entrenamiento. Para cambiar el cuerpo, ya seamos hombres o mujeres, debemos esforzarnos y las pesitas de 1kg no suponen suficiente estímulo de mejora para los músculos… ¡Sin esfuerzo no hay recompensa!

Y por último y no menos importante…

    1. Demasiado foco en el peso que marca la báscula de casa. Nuestro peso es una medida que debemos vigilar, pero no es la única ni la primordial. El progreso no se mide con el peso ya que si perdemos tres kilos de masa grasa y ganamos tres kilos de masa muscular nos veremos mucho mejor pero seguiremos pesando lo mismo. Dejemos de pesarnos con tanta frecuencia e intentemos tomar medidas y mirarnos más al espejo!

¿Te ha servido el artículo? Si es así,déjanos un comentario. Házlo también si tienes una duda, nos encantará resolverla.

Un abrazo, ¡vamos a tope!

Marta T.

Una respuesta a “Si eres mujer… ¡DEBES SABER ESTO!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *