Como sabemos, muchas mujeres incluyen en su plan diario actividad física que les permite mantenerse activas y sanas. Las actividades más practicadas por el sexo femenino suelen ser aquellas conocidas como aeróbicas extensas como por ejemplo andar, montar en bici o trotar a un ritmo suave. Algunas mujeres también acuden a clases dirigidas donde se mueven al ritmo de la música durante sesiones de aproximadamente una hora y  en las que se tiende a realizar sesiones enfocadas en el trabajo de las piernas, el glúteo y en algunos casos los músculos abdominales. Sin embargo, pocas son las mujeres que se atreven a incluir en su rutina física ejercicios de musculación con peso con el objetivo de ganar masa muscular. Esto es debido a que la chicas piensan que los ejercicios de musculación normalmente realizados en gimnasios o salas de fitness con las llamadas mancuernas y esos aparatos que solo utilizan los hombres, tienden a formar cuerpos grandes y poco femeninos que se alejan mucho del ideal de belleza actual tan perseguido por las mujeres. ¡Como si este hecho fuera tan sencillo y repentino! Las mujeres fisiológicamente cuentan con diferentes hormonas a las de los hombres. La hormona responsable del crecimiento muscular, la testosterona, no es algo que abunde en el organismo femenino, la mujer produce muchos estrógenos y muy poca testosterona por tanto el desarrollo muscular es mucho más difícil y lento por lo que las chicas nunca van a ser capaces de incrementar el tamaño de los músculos como lo hacen estos últimos.  Hay que eliminar falsos mitos… ¡por entrenar con peso a las chicas no les va a salir barba, ni pelo en el pecho, tampoco va a cambiar la voz!

Además entrenar con peso proporciona multitud de beneficios para tu cuerpo como mujer entre los cuales destacamos:

  • Aumenta tu tasa metabólica basal. Esto es muy importante si quieres perder peso pues por el hecho de tener más masa muscular tu cuerpo, realizando las mismas tareas diarias gastará más calorías ya que cuanto más músculo tengamos más calorías consumirá.
  • Reduce la posibilidad de padecer osteoporosis pues ayuda a aumentar la densidad ósea.
  • Mejora la funcionalidad de tendones y ligamentos haciéndolos progresivamente más gruesos y fuertes por lo que se minimiza el riesgo de lesión mientras mejora la salud general.
  • Aumenta tu autoestima y concepto de la mujer. Las chicas que entrenan con peso se sienten fuertes, más capaces y como consecuencia tienen una actitud más positiva día a día.

Anímate a coger  alguna mancuerna, aunque recuerda ¡poco a poco! Habla con  tu entrenador personal ¡él o ella te guiarán sobre cómo hacer un buen trabajo con pesas!